Review: Drunk Monk

por Skinner

Skinner comenta:

Pude conseguir hace relativamente poco tiempo esta cerveza elaborada en Mataró. Está elaborada al estilo belga, y eso queda patente en el aroma de las maltas y la levadura. Es una cerveza marrón, turbia, con espuma generosa pero no muy duradera. Predominan los sabores resinosos, junto al frescor que aporta el lúpulo, que está más presente que en otras cervezas del estilo. Sabrosa, interesante, pero también refrescante. Un buen equilibrio.

Una cerveza “de abadía” algo peculiar, menos dulce de lo que suele ser habitual. Además, se trata de una cerveza artesanal a un precio razonable.

Recomendada para el reposo espiritual.

Valoración: 4-