Eremu Meharrak

El lugar donde las líneas de campo se estrechan.

Etiqueta: malt

Review: Abbeye des Roc

Skinner comenta:

Se trata de una cerveza de color marrón oscuro, carbonatación intensa, y espuma breve de color crema. No me resultó visualmente demasiado llamativa, pero las apariencias a veces engañan.

De sabor bastante dulzón, pero con una intensa carga aromática de maltas de tostado medio-alto muy agradable: caramelo, pasas, etc. Aderezado con los toques de levadura belga, forma una buena cerveza interesante, que no llega a empalagar. Podría ser un buen postre, para beber tranquilamente.

Recomendada para engreídos.

Valoración: 4

Samuel Smith’s Oatmeal Stout

  • Nombre: Samuel Smith’s Oatmeal Stout
  • Estilo: Oatmeal Stout
  • Alcohol: 5 %

Skinner comenta:

Otro gran descubrimiento de mano de Samuel Smith. Las stout de avena eran unas cervezas que me intrigaban desde hacía tiempo; estaba convencido de que tenía que ser un estilo glorioso, pero ninguna me dejaba satisfecho. Incluso intenté hacer una en casa, que no salió como yo esperaba: fue una cerveza fantástica, pero no en el sentido que yo deseaba.

Por fin me encontré con esta pequeña joya, una oatty que ha respondido a mis expectativas, ¡y con creces! Se trata de una stout robusta a la vez que delicada, toda una lección de equilibrio bien logrado.

De cuerpo medio-alto, fluir sedoso, color negro azabache. Forma espuma generosa y compacta, que poco a poco pasa a formar una fina capa que dura hasta que el final del trago. El nivel de carbonatación es perfecto, algo que a mi parecer no está bien acabado en muchas otras ales. Al verterla la afrontas con la sospecha de encontrate con una cerveza quizás excesiva.

Nada más lejos de la realidad. Pese a que el aroma no resulta muy llamativo, más allá de las ya esperadas maltas tostadas, es una avanzadilla de lo que es esta cerveza: buen gusto, y contención, algo difícil de lograr con éxito en una stout. Al paladearla queda confirmado por una mezcla de sabores nada excéntricos: café y caramelos oscuros abrazados por un componente integrador que suaviza el conjunto, me imagino que será la avena. Brillan por su ausencia tanto cualquier resquicio de amargor punzante, como el sabor a malta empalagosa.

El lúpulo ni se adivina, no es protagonista. No debe serlo. Es el paradigma de una cerveza maravillosamente orientada a la malta, en la que el lúpulo cumple la importante función de equilibrar el conjunto, sin hacerse notar.

Una cerveza sabrosa y sin estridencias. Tonterías las justas.

Recomendada para Morgoth.

Valoración: 5

Review: Westvleteren 12

Skinner comenta:

Parece mentira, pero el blog no tardará en cumplir tres años, y durante esta irregular andadura hemos llegado a un pequeño primer hito: la reseña número cien. Y para esta especial ocasión, he decidido revisitar una antaño codiciada gema, que hemos podido disfrutar ya en varias ocasiones.

Soy un fan de las cervezas belgas, y en particular de las trapenses; a la vez, durante los últimos años he desarrollado cierta antipatía por las cervezas excesivamente dulces (me vienen a la cabeza casi todas las Grimbergen, por ejemplo). Relacionando estas dos tendencias, pese a que las trapenses son bastante más secas que otras cervezas de abadía, no es fácil encontrar el punto de equilibrio en el que el aporte amargo es el justo y necesario para compensar el aporte de malta en una cerveza contundente, sin robarle el protagonismo al propio cereal.

Y justo cuando se da este punto de equilibrio mejor podemos disfrutar de toda la gama de aromas que se esconden tras las cervezas trapenses, sin que queden disfrazados por los sabores primarios. Este es el caso de las Westvleteren, y en concreto de la Westvleteren 12.

Una cerveza artesanal de esta contundencia requiere de una larga evolución, por ello cada botella tiene unas características únicas, determinadas en función de su fecha de elaboración, edad y las condiciones de maduración; es maravilloso descubrir en cada ocasión una nueva sinfonía de aromas a malta, caramelo, fruta, especias, todo ello en una bebida suave en al paladar, y bien integrada. Todo esto lo podemos disfrutar en cualquier trapense, pero aún destaca más en la Westy 12.

Nos encontramos ante una cerveza catalogada en el pasado como “la mejor del mundo”; no soy muy amigo de este tipo de galardones, que en muchas ocasiones esconden tras de si un producto cuya calidad es inversamente proporcional al esfuerzo de marketing realizado. Pero, ¿es este también el caso? Creo poder asegurar que sí: pero en este caso es la calidad la magnitud exaltada, al contrario del marketing; parece que los monjes trapenses incluso siguen vendiendo la cerveza a precios contenidos, fiel a su estilo de vida.

Quizás me haya dejado llevar por las expectativas; espero que no. Sea como fuere, la prefiero incluso a la Rochefot 10.

Recomendada, a secas.

Valoración: 5+

Review: Gulden Draak

Skinner comenta:

Como es de bien nacido ser agradecido, sobre todo cuando a uno le obsequian con una botella de cerveza que aún no ha probado, es justo que el detalle merezca una nueva reseña en el blog.

Nos encontramos antes un ale oscura, casi negra, pero pudiéndose apreciar aún los tonos marrones; bastante densa y pegajosa, hace poca espuma.

Tanto el aroma como el sabor son bastante unidimensionales: malta, malta y más malta. No tiene demasiada profundidad, y, pese a su contenido alcohólico, dudo mucho que mejore con la edad, aunque no puedo asegurar este punto.

En definitiva, una cerveza belga dulzona y cabezona, que sin estar mal, tampoco es nada reseñable.

Recomendada para coleccionistas de botellas.

Valoración: 2+

Review: Mikkeller Big Worse Barleywine

Skinner comenta:

Presentada en botella de 500ml con corcho, es de color bronce oscuro, con algunos reflejos granates, algo turbia, prácticamente sin gas, y no forma espuma. Tiene muchísimo cuerpo, parece casi un jarabe.

En términos de aroma sufrimos un ataque frontal a las glándulas olfativas: malta a tutiplén, y también lúpulo en dosis considerable. Ya desde el comienzo es incapaz de disimular sus excesos.

El sabor es demasiado dulce, e incluso recuerda peligrosamente a cierta bebida de malta latinoamericana que hace años quisieron hacerme pasar por cerveza. Se aprecia un amargor muy poco marcado, y en cambio la presencia del lúpulo es predominantemente aromática. A cambio, es sin duda sabrosa, y muy concentrada.

Se trata de una cerveza que no volveré a probar… tan jóven. Deberían al menos ofrecer la posibilidad de comprar una versión envejecida; estoy convencido que tras dejarla madurar 4 o 5 años será excelente. Tendré que conseguir otra botella.

Recomendada para quienes se hospeden en el Pony Pisador.

Valoración: 2+

Review: Titan IPA

Skinner comenta:

He aquí una IPA con substancia, de las que saben hacer bien los americanos. No voy a alargarme mucho en la descripción, por que coincide completamente con el perfil prototípico de las IPAs actuales: muy amarga, muy aromática, contenido alcohólico moderado-alto y con buena presencia en el vaso. Sólo decir que me ha encantado, y que es una pena que sea tan difícil de conseguir.

Lo más impresionante de este tipo de cervezas es el intenso aroma que desprenden nada más abrir la botella, y qué decir del sabor al probarla: lúpulo a tutiplén. Merece la pena guardar una botella en la despensa y probarla al de 6 o 12 meses, y comprobar como disminuye el caracter del lúpulo y se armoniza un poco más el conjunto. Aunque hay quien opina que las IPAs se desvirtúan si no se consumen durante unos pocos meses después del embotellamiento, por tratarse en esencia de un estilo en tantos sentidos superlativo, yo las suelo preferir con una edad mínima de tres meses.

En definitiva, se trata de una de esas cervezas que triunfaría por esta zona, si alguien se atreviese a elaborar y comercializar algo similar.

Recomendada para Urano.

Valoración: 4+

Review: Sierra Nevada Pale Ale

Skinner comenta:

Por fin pude hacerme con un par de botellas de la mítica SNPA, una de las referencias inamovibles para quienes disfrutan de pale ales lupulizadas al estilo americano. Sorprendentemente, me recordó muchísimo a una pale ale que elaboramos ya hace unos años; en su momento pretendimos, con aquella receta, “emular” la tradición cervecera artesana norteamericana. Parece ser que lo logramos :)

De color dorado, con una ligera tendencia al ámbar y abundante pero fugaz espuma, es una pale ale que gustará a quienes disfruten de cervezas amargas, pero que no llegan a perder el equilibrio con la malta. Es aromática, con el esperado protagonismo de los lúpulos de familia Cascade, aunque resultó interesante cierta complejidad que aprecié en los aromas, con cierto componente floral. Una ale muy limpia, en la que la levadura ha hecho su trabajo sin robar protagonismo al grano y al lúpulo.

Una cerveza, en definitiva, no demasiado compleja, pero de excelente manufactura. Muy buena opción para tomar ocasionalmente en lugar de las cervezas rubias locales por ser de apariencia similar y acabado muy limpio, pero varios órdenes de magnitud por encima en cuanto a experiencia gustativa.

Recomendada para principantes, y también para expertos.

Valoración: 5-

Pubs en Bilbao

Lo prometido es deuda, y aquí dejo un par de locales de visita obligada en Bilbao centro, junto con otro local más que no he podido evitar añadir, pese a que pertenezca a una categoría diferente.

  • Singular
  • Residence
  • JK

Leer el resto de esta entrada »

Review: +Negra

Skinner comenta:

“Por fin le toca el turno a la última de las cervezas que producen en la actualidad en la Companyia Cervesera del Montseny.

Su nombre no es casual, es una cerveza negra, muy negra. Forma una espuma color crema tirando a oscuro y bastante cuerpo para su graduación alcohólica. No en vano en la receta aparecen listados cuatro tipos de cereales “crudos” (sin maltear). Recuerda algo a la Guiness Special Export, con menos gas y varios puntos por debajo en cuerpo y torrefacción.

Y para mi gusto, mejora la Guiness, es más equilibrada e interesante. Tiene un intenso sabor a cebada torrefacta, sin llegar a resultar demasiado fuerte, acompañado por otros toques más dulces (caramelo, toffe, malta chocolate) que lo enriquecen y suavizan. Además, se trata de una “Real Ale”, con levadura en botella, por lo cual puede conservarse durante meses sin problemas (probablemente años), y su sabor evoluciona durante este periodo. De hecho, por mi experiencia, las cervezas negras más fuertes son unas de las que mejor envejecen.

Recomendada para quienes piensen que la cerveza irlandesa es lo más de lo más.”

Valoración: 4

Review: +Malta

Skinner comenta:

“De nuevo traigo una cerveza de la Companyia Cervesera del Montseny, que además guarda bastantes similaridades con la anteriormente comentada +Lupulo.

Esta vez se trata de una tradicional Pale Ale al estilo inglés, mucho más comedida en cuanto a la fuerza del lúpulo: no es tan amarga y utiliza variedades aromáticas inglesas en la justa medida para que sea sabrosa, pero sin que tape demasiado el caracter a malta y levadura de la bebida.

El color es de ambar a cobrizo, algo turbio, y tiene un cuerpo medio, tirando a ligero. Con poco gas, como yo suelo preferir, y no hace mucha espuma.

Tengo que reconocer que este estilo de cervezas me gustan bastante, son relativamente ligeras y fáciles de beber, habitualmente no demasiado alcohólicas, pero siempre muy sabrosas. En este caso particular, resulta una mezcla no muy intensa, pero sí bastante interesante, donde se nota el aporte de sabores tanto de la malta y lúpulo, como de la propia levadura.

Recomendada para quienes no hayan probado una cerveza al verdadero y auténtico estilo inglés, una Real Ale en toda regla.

Valoración: 3+