Eremu Meharrak

El lugar donde las líneas de campo se estrechan.

Etiqueta: trigo

Review: ‘t IJ Ijwit (barril)

  • Nombre: ‘t IJ Ijwit (barril)
  • Estilo: Witbier
  • Alcohol: 6,5 %

Skinner comenta:

Cometimos el error de probar esta cerveza en un “sandwich” entre otras dos bastante más potentes de la misma casa, y quizás por ello nos resultó la más sosa de la tarde.

Tiene la apariencia pálida y turbia de una wit típica, con el esperado aroma cítrico, pero a la hora de la verdad resultó ser bastante blanda: un tanto sosa en todos los sentidos (malta, sabor, aroma y amargor).

Sin que sirva de precedente, dejo la valoración en blanco de momento. Habrá que darle otra oportunidad.

Recomendada para dubitativos.

Valoración:

Review: Caracole Troublette

  • Nombre: Caracole Troublette
  • Estilo: Witbier
  • Alcohol: 5 %

Skinner comenta:

Nos encontramos ante una botella de Caracole, cervecería belga con etiquetas de diseño interesante, y parece que las cervezas tampoco desmerecen. Esta en concreto se trata de una witbier con carbonatación media-alta, cuerpo ligero, espuma abundante pero muy fugaz, y color dorado ambarino, turbio.

Ligera pero sabrosa, con el esperado aroma a cilantro, junto a un no demasiadamente marcado toque a trigo, todo ello abrigado por el encanto de la levadura belga. Extrañamente, me recuerda a una mezcla entre wit y Orval, aunque para nada tan compleja como esta última.

En definitiva, una cerveza muy refrescante, que no se queda corta en el sabor, aunque quizás sí se quedó a un paso de dar mucho más de si.

Recomendada para gente sencilla, de buen beber.

Valoración: 4-

Review: Leikeim Premium Weisse

  • Nombre: Leikeim Premium Weisse
  • Estilo: Weissbier
  • Alcohol: 5,1 %

Skinner comenta:

Ayer quedé con un amigo para dar una vuelta por la  zona de Atxondo, tras la cual nos refrescamos en un bar de Apatamonasterio antes de volver a casa. Allí probé esta weissbier, muy en la línea de otras cervezas de trigo alemanas, pero con un punto salado y quizás algo ácido que me resultó muy, muy agradable. Qué mejor forma de refrescarse tras un paseo por una de las zonas más bonitas de Bizkaia.

Además se sirve en las tradicionales botellas flip-top de medio litro, tan útiles para embotellar embotellar nuestra cerveza casera. ¿Se puede pedir algo más?

Para ser justo, creo que ya lo he comentado antes,  soy un incondicional de las Weissbier alemanas, así que probablemente tiendo a darles valoraciones demasiado altas. Qué se le va a hacer.

Recomendada para turistas suecos.

Valoración: 4+

Review: Franziskaner Kristallklar

Skinner comenta:

“Se trata de la variedad filtrada entre las cervezas de trigo de la casa Franziskaner. Es de un amarillo algo más pálido que la versión típica de la casa (Franziskaner Hefe-Weissbier) porque al no tener levadura en suspensión, absorbe menos luz. No es tan cristalina como una caña de cerveza “normal”, porque yo nunca he visto una cerveza trigo totalmente transparente, pero es lo que más se acerca.

Personalmente me parece que es precisamente la levadura lo que le da ese toque especiado que tanto nos gusta a los amantes de las cervezas de trigo, así que prefiero la versión turbia. Aún así, sigue estando rica, y es una buena alternativa al habitual páramo desierto al que se asemejan los bares y supermercados de la zona en cuestión de cervezas.

Recomendada para quienes ni tengan ni planeen tener déficit de vitaminas del grupo B.”

Valoración: 2+