Review: Brewdog Tokyo

Skinner comenta:

Muy oscura, con baja carbonatación, y espuma casi inexistente y brevísima. Es como servir en el vaso aceite de motor usado: tan espeso que no salpica, y tan negro que no parece cerveza. Del vaso emanan aromas a ale poco lupulada, toques de diacetil, y otros muchos matices que no llego a identificar, creando una mezcla un tanto inusual, pero muy agradable.

Tras probarla, al igual que otras creaciones de los mismos autores, choca que no resulte amarga en un primer momento.
además de los característicos sabores a maltas oscuras (café y chocolate oscuro): frutas rojas, dulzor casi cercano a una sweet stout a lo bestia (¿quizás una imperial milk stout?), un ligero toque avainillado, esteres frutados derivados de la fermentación, y un pelín de sabor a lúpulo. Estoy seguro que si la probase en más ocasiones, se desvelarían capas y más capas de nuevos sabores.

El alcohol pasa notablemente desapercibido, algo soprendente para una cerveza con un 12% de alcohol.

No lo sabía cuando la compré, pero por lo visto es una cerveza de edición limitada, madurada en roble, y sólo se han fabricado 2000 botellas. No soy muy amigo de este tipo de productos de tipo esnobismo-exclusivista, pero tengo que reconocer que la cerveza me ha gustado.

Recomendada para Joe Chip.

Valoración: 4+